Mangata

Mangata: Luna azul de Octubre

Raúl Mújica (INAOE, rmujica@inaoep.mx)

Luna azul del 31 de Octubre 2020

La luz de la Luna puede generar palabras como ésta, mangata, que para  los suecos significa “reflejo, similar a un camino, de la luna en el agua”. No hay traducción al español, desde luego, pero nos muestra el efecto que puede tener nuestro satélite en nuestras vidas. Quizá también es por eso que, luego de varios meses de lluvias, al menos en el centro de México, y sin poder admirarla, le cantamos a la luna de octubre como la más hermosa.

Hay desde luego más de fondo, la Luna (y el Sol), generan las grandes mareas que algunas teorías establecen como fundamentales para la evolución de algunos peces óseos y tetrápodos tempranos, los primeros vertebrados terrestres. Es decir, las mareas sirvieron para que la vida saliera del agua y llegara a la tierra. Pero esto lo comentaremos en otro artículo, lo mismo que haremos con el gran hallazgo de agua en la superficie soleada de la Luna.

Este mes de octubre tendremos un evento raro, pero no poco frecuente. Habrá dos lunas llenas en el mes, la que tuvimos el 1 de octubre y la que sucederá el 31. Desde hace algunos años a la segunda luna en un mismo mes se le ha denominado Luna Azul, generando, de manera natural, la falsa expectativa de que la veremos color azul.

El inicio de la definición, y de la confusión, se debe seguramente a una interpretación incorrecta en un artículo de la revista Sky & Telescope. Sabemos que cada estación del año tiene tres meses y usualmente debe tener tres lunas llenas, pero en ocasiones ocurre que una estación contiene una cuarta, a la que tradicionalmente se referían como una luna azul.

De todos modos, si no nos creen, les invitamos a que la noche del 31 de octubre, si ya dejó de llover debido a los huracanes del Caribe y está despejado, observen a la Luna, si tenemos suerte quizá la veamos roja, pero al atardecer.

Mangata: Luna azul de Octubre

Aunque debemos mencionar que sí ha habido ocasiones en las que se ha observado la Luna de color azul, pero ha tenido ver con un efecto debido principalmente al tamaño de las partículas que están presentes en la atmósfera de la Tierra luego de una erupción volcánica o de algún incendio forestal. El polvo producido por estos fenómenos puede hacer que la Luna se vea de color azul.

Luego de las erupciones del Krakatoa (1883), El Chichón (1983), y del Monte Santa Elena (1980), así como del incendio de Alberta en Canadá en 1953, se reportaron “lunas azules”. En ambos casos, incendios y erupciones, se producen nubes con partículas de una micra de diámetro, que dispersan principalmente la luz roja y dejan pasar la luz azul. Es decir, que actúan como un filtro azul.

Luna llena del 31 de Octubre 2020

No queremos echarle a perder la velada del 31 de octubre, pero podemos adelantarle que la Luna tendrá el mismo color que cualquier otra Luna Llena que hayan apreciado, entre blanca y gris. Como ya habrán deducido, la segunda luna en un mes tiene que ver con nuestra arbitraria calendarización y no con las propiedades físicas de nuestro satélite, por lo que su color es el mismo. Sin embargo, si quieren buscar rarezas, hay patrones mucho más extraños en las fases de la luna, como en 1999, cuando hubo dos lunas llenas en los meses de enero y en marzo, y ninguna en febrero.

Aunque en astronomía no utilizamos estos términos, ni tampoco los de “superluna”, “luna roja”, ni de cualquier otro color (ya tenemos el arcoiris completo), mitos sobre el color de la Luna hacen que la gente voltee a mirar el cielo, que los jóvenes se acerquen a la astronomía, y ya el color del que se imaginen a la Luna, será lo de menos. Aquí nos encargaremos de mostrarles otras maravillas celestes.